Samuel Martín

“Zond comprende desde el minuto 0 las necesidades de su cliente, sean del tipo que sean e independientemente del sector al que éste pertenezca. A partir de ahí, luchan hasta el último aliento por sacar el máximo y mejor rendimiento del proyecto que estén desarrollando y no descansan hasta que no queda ni un cabo por atar. Todo ello en el mejor de los ambientes, entre risas y complicidades, sin ningún tipo de estrés o tensiones innecesarias. Son totalmente flexibles para reorientar cualquier planteamiento ineficiente y además tienen la capacidad de aceptar, entender y aprender de los errores. ¿Qué más se puede pedir?”

Samuel Martín