9. Aprende de tus errores

9Creo que…

¿Cuántas veces te ha sucedido que un jefe o un profesor, o tal vez tu padre, te han preguntado por tus resultados en una actividad concreta, y has tenido que comenzar tu respuesta como lo hace este epígrafe?

La ventaja de haber llegado hasta aquí es que cuando repartías folletos en la calle, realmente no sabías muy bien dónde irían a parar.  No es que lo hicieses mal, es que era imposible alcanzar un mayor grado de certeza.  Recuerda que hasta un gran empresario como John Wannamaker decía desconocer a dónde iban a parar la mitad de los dólares que invertía en anuncios.

Sin embargo, si gracias a este libro te propones cambiar tu estrategia y comenzar a comunicar tu marca por medio de contenidos, tengo una buena noticia para ti: que podrás medir su eficacia con total exactitud. Podrás averiguar si tu estrategia está o no funcionando, no por apreciaciones subjetivas, sino por medio de datos reales y concretos.

Y lo más importante, si detectas que no funciona, podrás modificar esta estrategia para así mejorar tus resultados.

Tus tres índices clave

No se trata de que te conviertas en un ingeniero informático.  A poco que navegues por Internet y leas unos cuantos blogs, verás que existe un amplísimo conocimiento en el ámbito de las métricas digitales, que utilizamos para monitorizar la eficacia de los contenidos que publicamos.

Como he intentado hacer en el resto del libro, mi intención es simplificar.  No necesitamos convertirnos en ingenieros sino conocer unas herramientas básicas para medir la eficacia de nuestra comunicación.

Comparto contigo que hay tres tipos de datos con los que deberías familiarizarte para monitorizar tus publicaciones.

  1. Audiencia: Internet te permite saber cuánta gente te lee o ve tus vídeos cada día. Igual que una canal de televisión o un diario miden su éxito en función de su audiencia, tú también deberías hacerlo.  En  redes sociales como Facebook, YouTube o Twitteres fácil tener acceso a datos sobre el alcance de lo que publicas. Si sigues la evolución de esta cifra, con el paso del tiempo podrás determinar qué tipo de contenidos son más populares.  Si publicas vía blog, tienes dos maneras de conseguir esta información: una es el propio panel de estadísticas de tu gestor de contenidos (ya sabes, yo te recomiendo WordPress) y el otro es Google Analytics. Este último requiere algo más de conocimiento, ya que debes instalar un código en tu web para que el sistema reconozca tu blog y pueda darte acceso a una amplia variedad de estadísticas. Afortunadamente, en Internet hay cientos de tutoriales muy sencillos donde puedes aprender a manejar Analytics sin ayuda externa. [1]
  2. Interacción: los datos de audiencia son importantes. Te ayudarán a determinar si tu contenido engancha o no a tu público objetivo. Y seguro que contribuirán a alimentar tu ego… Pero no olvidemos el objetivo principal del método #NEOPUBLI: ayudarte a vender más. Para eso necesitas mucho más que una audiencia: necesitas una audiencia implicada. En el ámbito digital, la implicación se mide de dos formas: cuántas personas comparten tu contenido y cuántas lo comentan (dejando su opinión en tu blog o contestando a él en las redes sociales).  Los paneles de control de tus redes sociales te permitirán monitorizar fácilmente la implicación de tu audiencia con tu contenido.  Al igual que el panel de estadísticas de tu blog.
  3. Nuevos clientes: a menos que el tuyo sea un negocio e-commerce, no te será posible cuantificar cuántos de los lectores de tu contenido terminan por convertirse en clientes. Si por el contrario tu marca se vende en puntos de venta físicos, te será difícil identificar cuántos de los clientes que entran por tu puerta cada día, lo hacen tras haber seguido el hilo de tu contenido.  Lo que te recomiendo hacer en este caso es preguntarles. Puedes hacerlo de modo informal o bien invitarles a rellenar un breve cuestionario para averiguarlo.

Aprender de tus errores

Acumular datos sin sentido solo te hará perder tiempo.  Y distanciarte del foco en lo que más importa: tu trabajo incansable de producir y publicar buenos contenidos vinculados a tu marca.

Por eso te aconsejo que recopiles sólo información que de veras te permita determinar cuáles de tus contenidos funcionan y cuáles no.

Si tienes datos podrás identificar temáticas menos atractivas para tu público o formatos que tal vez la gente no tiene tiempo para ver.  Podrás aprender cuáles son las horas del día o los días de la semana mejores para publicar.  Qué tipo de contenidos generan visitas más largas en tu web o provocan que usuarios que ya te visitaron previamente, regresen.

image052Voy a decir una obviedad: cuando dispongas de esta información, lo que debes hacer es repetir aquello que te funciona, muchas más veces.  Y dejar de hacer lo que no te funciona.

Si no tienes esos datos, sólo manejarás una idea general de qué contenidos son más eficaces de cara a tu audiencia.  Sin los datos, seguirás trabajando como lo hemos hecho siempre en publicidad: medio a ciegas, sin saber muy bien a dónde iba a parar nuestra inversión en anuncios masivos.

Estímulo para horas bajas

Hemos llegado al final.

Ya sabes que existe un camino para comunicar tu marca de forma más amable para tu público, hasta hacerte con tu propia tribu de fans fieles.

Poco a poco, recuérdalo.

Para enamorar a tu pareja necesitaste un tiempo.  Para enamorar a tus clientes necesitarás un tiempo.

Puede que en algunos momentos de desanimes si no obtienes resultados con la rapidez que esperabas.  Te propongo un breve ideario al que podrás recurrir en esos momentos si así lo deseas:

  1. El método #NEOPUBLI te convierte en un profesional más ético, ya que lejos de interrumpir a tus clientes, vas a proponerles conversaciones alrededor de un contenido que les interesa.
  2. Tu marca es tu mayor activo. Como a un niño pequeño, jamás la pierdas de vista. Créala y críala con cariño.
  3. No te detengas nunca. No dejes de desvelar paso a paso en qué consiste tu marca: la conversación se irá convirtiendo en relación y la relación en ventas.
  4. Si no logras interesar a tu público, tal vez estés publicando lo que todo el mundo publica. Afina tu estrategia e intenta ofrecer un valor concreto (informativo o de entretenimiento) que nadie más ofrezca. Busca tu nicho de contenido.
  5. Un buen contenido no sirve de nada si tu público no puede encontrarlo. Invierte toda tu energía en distribuir lo que publiques en medios propios y ganados.  ¡Sé sociable y date a conocer!

[1] Aquí uno muy bueno y como ellos mismos dicen, ¡al grano! http://proyectosbds.com/blog/tutorial-analytics-al-grano-y-en-espanol-1-de-20/


 

image053

BIBLIOGRAFÍA

Bravo, C. (2013). Marketing de guerrilla para emprendedores valientes. Madrid: Esfera de los libros.

Godin, S. (2007).  The Dip: A little book that teaches you when to quit (and when to stick). Nueva York: Penguin books.

Godin, S. (2009).  Tribus: necesitamos que tú nos lideres.  Madrid: editorial Gestión 2.000.

Holiday, R. (2014).  Growth hacker marketing.  Madrid: Anaya.

Laveglia, E. (2014). Cómo construir una marca exitosa sin publicidad: el caso Café Martinez.  Ed. Pluma Digital.

McConnell, B. y Huba, J. (2007). Citizen marketers: when people are the message.  Chicago: Kaplan Publishing.

Medina, P. y Buil, P. (2013). La publicidad sí vende. Barcelona: Ediciones B.

Pulizzi, J. y Barrett, N. (2009). Get content, get customers. Nueva York: Mc Graw-Hill.

Pulizzi, J. (2013).  Epic Content Marketing. Nueva York: Mc Graw-Hill.

Regueira. J. (2011). Big brother is dead: el día que el consumidor hizo callar a las marcas. Madrid: ESIC.

Regueira, J. (2012). Tesis doctoral: el contenido como herramienta eficaz de comunicación de marca, análisis teórico y empírico. Madrid: Universidad Rey Juan Carlos.

Ries, A. y Ries, L. (2002). The fall of advertising and the rise of PR. Nueva York: Harper Business.

Sanagustín, E. (2013). Marketing de contenidos: estrategias para atraer clientes a tu empresa.  Madrid: Anaya Multimedia.

Savar, A. (2013). Content to Commerce: Engaging consumers across paid, owned and earned channels. Nueva York: Wiley.

Solana, D. (2012) Postpublicidad. Barcelona: postagencia.

Stratten, S. (2010). Un-marketing. Stop Marketing. Start Engaging. Nueva Jersey: Willey & Sons.

Wuebben, J. (2012). Content is currency: developing powerful content for web and mobile.  Nueva York: Nicholas Brealey America.

9. Aprende de tus errores

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar los servicios mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Visita nuestra Política de Cookies para obtener más información.

CERRAR

ACEPTAR
Aviso de cookies